Premiados 2005

Martes 28 de junio, 18:30. Salón Malba.

El acto estuvo conducido por el reconocido periodista Dr. Néstor Castro.

Luego de dar la bienvenida al público presente, el conductor del acto anunció que se proyectaría un video que documentaba la trayectoria y la finalidad de los premios. Posteriormente presentó al jurado que seleccionó a las personas distinguidas que estaba integrado por:
Ramón Arosa, Rotary Club de Buenos Aires

  • Lucrecia Lacroze, Conciencia
  • Carlos Facal, Poder Ciudadano
  • Laura Aguirre, Foro del Sector Social
  • Julio C. Saguier, La Nación
  • José A. Aranda, Grupo Clarín
  • Juan Carr, Red Solidaria
  • Victor Massuh, Rotary Club de Buenos Aires
  • Guillermo Jaim Etcheverry, Rector de la Universidad de Buenos Aires
  • José Enrique Miguens, Sociólogo

A continuación y en nombre de las autoridades patrocinantes del premio, habló la Sra. Laura Estrada de Aguirre, Presidenta del Foro del Sector Social.

Agradezco a todos su presencia esta noche. Es importante que nos acompañen en nuestro esfuerzo por destacar la labor de conciudadanos que han hecho de su trabajo un ejemplo.

A diario las noticias nos abruman con mensajes de desesperanza y crónicas de hechos negativos y amenazantes.

Vivimos rodeados de gente que no se compromete con lo que hace y en un país donde hay un culto a hacer lo menos posible y donde pareciera que el inteligente es el que se arregla para no involucrarse, el que elude compromisos y responsabilidades.

Seis entidades, Rotary Club de Buenos Aires, Conciencia, Poder Ciudadano, La Nación, Grupo Clarín y el Foro del Sector Social se unieron con la idea de detectar funcionarios de carrera y empleados del sector público que hicieran su trabajo de una manera sobresaliente, como una forma de poner en relieve algo positivo y que repercute inmediatamente sobre la vida de la comunidad. Nos pareció que era importante premiarlos, para darles un incentivo en su trabajo muchas veces solitario y difícil y para hacer visible su labor, que se conozca esa vocación de servicio, esa dedicación que hizo que su trabajo fuera un ejemplo de excelencia en una comunidad descreída. Descreída sobretodo con la posibilidad de que existan personas que trabajen de manera eficiente en el Estado. Los premiados del año pasado nos comentarion que estaban persuadidos que el premio había servido para demostrar a la población que muchas veces da por sentado que el trabajador público es mediocre, que no es así y que hay trabajadores que realizan su trabajo con ilusión y con ganas de crecer y hacer crecer a los demás, que se han comprometido con lo que hacen, cada cual en su área, en el trabajo científico, en seguridad, en educación, sólo por nombrar algunas áreas en las que han hecho un aporte a la comunidad y en la que se han distinguido como ejemplo para la sociedad.

Todos nos movemos en un claroscuro de acciones a veces nobles y generosas y otras egoístas y no tan nobles, pero en ellas predominan las acciones buenas y el resultado de su quehacer es perfección y progreso para el país, a costa de heroísmo personal y noble audacia-

Por que la gente que premiamos hoy es gente esforzada. No conocen la pereza. Allí donde los demás encuentran barreras infranqueables ellos no ven obstáculos.-su ejemplo no invita a lo fácil, a lo cómodo porque tienen en su vida la impronta del servicio con sacrificio personal. Y aunque no siempre puedan responder a todas las necesidades de su entorno ni suprimir el dolor en el caso de los que trabajan aliviando el sufrimiento ajeno, al menos lo iluminarán con su presencia. Porque el servicio parte del afecto que sienten hacia el prójimo.

¿Que pensamos lograr con este premio? No podemos hacer su trabajo más fácil, ni darles ninguna ayuda extraordinaria. Solo decirles que hay gente que los ha valorado, que han querido que su labor sea reconocida, que pensamos que para nosotros no es necesario ser enormes para ser grandes y que pensamos que ellos son grandes. Y que ciframos en ellos y en otros como ellos nuestra esperanza de un mejor país, porque no creemos que sean los únicos, creemos que hay muchos más, y por eso creemos que es importante motivar a la gente a que propongan personas que haya que destacar, que miren la gente a su alrededor, que se tomen el tiempo en valorar y postular a un compañero de trabajo a alguien a quien admiran.

Para los premiados conocer cómo su entorno valora su trabajo y la repercusión que tienen sus acciones en los demás tal vez sea una nueva responsabilidad que se agrega. Y es así, porque ellos son líderes y el líder tiene una responsabilidad frente a los demás porque su ejemplo arrastra, su autoridad es contagiosa. El líder sabe mostrar su misión y transmitirla, y va creando nuevos líderes porque rastrea las capacidades del otro hasta encontrarlas y así va levantando el nivel de trabajo a su alrededor porque no busca el éxito individual sino el éxito de la comunidad. Así ha sucedido en cada uno de los ámbitos en los que actuaron los premiados donde trabajaron día a día para lograr un mundo mejor.

Este año nos ayudaron en la evaluación de la trayectoria de los premiados seleccionados, los siguientes voluntarios:

Por Rotary: Federico Insua Lehoux, Martín Miguel Güemes y Sol Bilbao, por Foro del Sector Social: Julián Fernández Calvo, por Poder Ciudadano: Sophia Cifuentes, por Conciencia: Sergio Siciliano y como secretaria del proyecto del Rotary: Claudia Oliva.

A todos ellos los felicito por el excelente trabajo realizado y les agradezco el valioso tiempo que dedicaron a la investigación. Quiero también agradecer a Martín Coelho de UCES, Martín Etchevers y Nelson Castro que siempre brindan su tiempo generosamente.

También quiero agradecer a los sponsors y colaboradores que nos apoyaron: Hewlett Packard de Argentina, Banca della Svitzera Italiana, Bodegas Valentín Bianchi, Fundación Aerolíneas Argentinas, Hotel Claridge, y a Carlos Fort de Felfort muchas gracias por su generosa colaboración.

Finalmente al Museo Nacional de Arte latinoamericano –MALBA, que nuevamente nos recibe para la entrega de premios.

Ahora sí podemos pasar al momento que todos esperamos, el de la entrega de los premios servidores públicos sobresalientes 2005. Muchas gracias.

Seguidamente el conductor del acto, Dr. Nelson Castro mencionó a las personalidades distinguidas.

A cada uno de los premiados se les entregó un diploma y la escultura “Manos solidarias”, consistente en dos manos fundidas en bronce y bañadas en plata simbolizando la solidaridad y la entrega, realizada por la artista Cármen Dardallia.

Salud: al Sr. Miguel Molina
El Premiado es Médico Pediatra Neonatólogo, Jefe de la División Neonatología del Hospital Materno Infantil “Ramón Sardá”.

Desde hace más de 20 años dirige el Servicio de Voluntarias del Hospital Materno Infantil “Ramón Sardá” y es autor del modelo Maternidad Centrada en la Familia, iniciativa orientada a darle una mejor asistencia a la mujer embarazada, su hijo y su familia, programa que ha sido adoptado por el Ministerio de Salud de La Nación.

Su compromiso con la calidad de atención en la salud pública lo ha hecho acreedor a numerosos premios y lo ha convertido en un referente dentro de la Neonatología no sólo en la Argentina sino en el mundo.

Educación: a la Sra. Beatriz Molina

Actualmente es Profesora de Biología del Colegio Secundario 5058 de Iruya, una localidad de mil habitantes ubicada en el norte de la Provincia de Salta.

Ha creado, y actualmente es la coordinadora de un grupo solidario, el Grupo UNESCO, a través del cual un conjunto de alumnos voluntarios del colegio intenta satisfacer las necesidades de quienes más lo necesitan.

Durante toda su vida, de marcada vocación por el desarrollo educativo de los jóvenes, ha impulsado y concretado proyectos y campañas de mejoramiento del Medio Ambiente, Conservación del Patrimonio, acondicionamiento y equipamiento de escuelas y construcción de albergues estudiantiles y centros de salud.

Su destacada tarea provocó, en 2002, que fuera doblemente distinguida a nivel internacional. Se hizo acreedora de la “Estrella Académica Universal” que otorga el Board Mundial de Presidentes de OMHS (Obra Mundial Pro Humanidad Solidaria) y, por otra parte, resultó promovida como “Patricia de la Humanidad Solidaria por la Red Internacional de Valores del Género Humano del Tercer Milenio.

Seguridad: al Sr. Walter Pappa y el Sr. Miguel corbalán

Durante 2004, mientras trabajaban como Bicipolicías de la Policía Bonaerense, detuvieron a Cristián Carro Córdoba, un prófugo internacional, y uno de los secuestradores más buscados de la Argentina y del Paraguay. La captura permitió un avance decisivo en la investigación que habilitó la liberación de la Sra. Patricia Nine.

Ciencia: al Sr. Miguel Basombrío

Es investigador del CONICET y Fundador y Director del Laboratorio de Patología Experimental de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Salta.

Ha estudiado en profundidad el Mal de Chagas, y desde hace 21 años trabaja en la investigación de una vacuna contra esta enfermedad que ya ha sido probada exitosamente en animales. Ha desarrollado métodos de diagnóstico para detectar Chagas congénito en recién nacidos y ha estudiado la transmisión de la enfermedad, soportando la falta de recursos y el incremento de la pobreza en el país.

A través de su padrinazgo, numerosos universitarios salteños obtuvieron el doctorado en ciencia y uno de sus principales objetivos es mantener la cadena maestros-discípulos con el fin de darle continuidad a la investigación en la Argentina.

Solidaridad: a la Sra. Eva Benítez

Docente de Enseñanza Primaria en el Paraje de Quirquinchos, en la Provincia de Jujuy.

En esa localidad, a más de 3500 metros sobre el nivel del mar, sus alumnos carecían de vivienda y abrigo abrigo.

Delia, sus alumnos y María, la cocinera, estaban lejos de todos y cerca de nadie comentaban los lugareños.

En este sentido la Sra. Benítez y sus alumnos enviaron cartas solicitando ayuda a los principales diarios del país.

A partir de aquella iniciativa se formó el grupo “Quirquinchos de Capital Federal y Gran Buenos Aires” cuyo objetivo fue cubrir las necesidades de la Escuela 208 de dicha localidad y de la comunidad del paraje.

En la extensa trayectoria como docente se destaca también su activa participación en el Taller de Formadores del Programa Nutrición, Alfabetización y Desarrollo Psicológico de UNICEF.

Su honestidad a toda prueba, la responsabilidad social ante las necesidades de la comunidad, su vocación de servicio permanente son los pilares de su vida solidaria y el fundamento principal para otorgarle esta distinción.

Relaciones Internacionales: al Sr. Santiago Ferreyra

El siguiente servidor público sobresaliente es Oficial de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

Es Jefe del Batallón Conjunto Argentino destinado en la misión de Estabilización de la Paz de las Naciones Unidas, en la República de Haití durante 2004. Su equipo ocupó la zona más afectada por el Huracán Jeanne. Esta tarea consistió en la atención de las víctimas del Huracán, protección de los alimentos transportados desde Puerto Rico, reconstrucción de viviendas y caminos, recolección y manejo de víctimas, y atención médica y sanitaria post emergencia.

Como coordinador de los integrantes del Batallón simboliza el excepcional esfuerzo del personal a su cargo en la ayuda humanitaria.

Este esfuerzo conjunto ha provocado, además, el acercamiento entre los peacekeepers y la comunidad, logrando una solución pacífica y disminuyendo la violencia en la isla.

Administración Pública: a la Sra. Mabel de Rougier

La ganadora es Jefa del ANSES de la Ciudad de Bariloche. Se destaca, fundamentalmente, su compromiso y predisposición operativa y eficiencia para facilitar las gestiones y los trámites y conseguir a corto plazo pensiones que favorecen a personas incapacitadas en lo laboral y pertenecientes a un grupo familiar de escasos recursos. Su dedicación también se transmitió en la celeridad con la que ha ayudado a obtener su jubilación a personas que debían dejar de trabajar por diversas enfermedades. Su calidad de servicio se ve acrecentada a través de su gestión para lograr donaciones para Hospitales Públicos

Medio Ambiente: al Sr. Carlos Catalana

El galardonado se desempeña como empleado de la Municipalidad de Malargüe, Mendoza, en distintas funciones vinculadas con la Dirección de Servicios Públicos y Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Actualmente, es encargado de Mantenimiento y Generación de Espacios Verdes y su compromiso y dedicación han contribuido a que Malargüe cuente hoy con más de veinte espacios verdes entre plazas, parques, paseos y bulevares, con un elogiable estado de conservación y crecimiento ornamental y forestal permanente.

Tiene a su cargo 25 personas que contribuyen a que no falten los diversos componentes básicos que hacen posible el equilibrio de los sistemas biológicos.

En consecuencia, trabaja por una mejor calidad de vida de los habitantes y visitantes de Malargue.

Seguridad Social: al Sr. Andrés Feduzi

Actualmente es Suboficial Mayor (retiro efectivo) de la Armada Argentina.

Fue precursor, en 2001, del “Programa de Inserción Laboral de Discapacitados” en el ámbito de la Dirección General de Personal Naval. Esta iniciativa tiene el objetivo ayudar a personas discapacitadas a su inserción laboral a fin de favorecer el desarrollo de sus capacidades, y de esa forma contribuir a mejorar su calidad de vida y la de sus familiares. Este programa ha sido declarado “de interés legislativo” por la Cámara de Diputados de La Nación.

El premiado es también creador de una guardería que alberga a más de 90 niños desde los 45 días hasta los cuatro años de edad, todos ellos hijos de personal civil y militar destinado dentro de la Ciudad de Buenos Aires. Esta iniciativa fue impulsada por la necesidad de brindar contención y educación a los niños, considerando la creciente incorporación de personal femenino a la Institución.

Finalmente se ofreció un brindis en las instalaciones del Museo  Malba, oportunidad en la que pudo registrarse la presente foto.

Finalmente se ofreció un brindis en las instalaciones del Museo Malba, oportunidad en la que pudo registrarse la presente foto.