Enfermedades transmisibles

Diarrea

Se caracteriza por evacuaciones intestinales líquidas y frecuentes.
Se puede deber a:

  • Infecciones bacteriana.
  • Intoxicación con alimentos en mal estado.
  • Infecciones por otros microorganismos, como la amebiasis.
  • Nerviosas.
  • Virales.

Causas de la diarrea:

  • Tomar agua contaminada.
  • Falta de higiene.
  • Alimentos mal lavados (frutas y verduras).
  • Mala cocción de los alimentos.
  • Alimentos en mal estado o que han perdido la cadena de frío.
  • Mal control de heces.
  • Defecar en áreas sembradas.

Un lactante o un niño pequeño con diarrea necesitan un control médico inmediato porque son lábiles y se pueden deshidratar rápidamente.

Gastroenteritis

La gastroenteritis es una enfermedad muy peligrosa, especialmente en los niños.
La infección es producida por bacterias:

  • Ingresa por la boca.
  • Aguas contaminadas.
  • Manos sucias.
  • Alimentos contaminados o lavados con aguas contaminadas.
  • Las moscas se posan sobre objetos contaminados y transportan las bacterias con sus patas hacia otros objetos y alimentos.
  • Síntomas: Fiebre, vómitos y diarrea.
  • Puede producir un rápido deterioro en los niños pequeños.

HIV – SIDA

VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que produce la enfermedad del SIDA. Este virus pasa de una persona a otra a través de:

  • Relaciones sexuales.
  • Contacto de sangre con sangre (transfusiones sanguíneas, agujas infectadas con VIH).
  • Una mujer embarazada infectada puede contagiar a su bebé con el virus VIH durante el embarazo, el parto, o en el amamantamiento.
  • Muchos pacientes infectados (se llaman seropositivos, porque dan positivo a los estudios de detección) no presentan síntomas durante largo tiempo.
  • Si tiene la menor duda de contagio, debe visitar inmediatamente a su médico o concurrir a un hospital público para su estudio. El tratamiento precoz urge en estos casos.
  • El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se adquiere en el largo plazo cuando la infección VIH debilita el sistema inmune del individuo de tal modo que le resulta difícil luchar contra ciertas enfermedades e infecciones.

Neumonía

Las neumonías son procesos infecciosos del parénquima pulmonar. 
Pueden deberse a tres orígenes:

  • Extrahospitalarias (adquiridas en la comunidad).
  • Intrahospitalarias (entre las 48 y 72 h de ingreso, y debe pensarse en la misma hasta 10 días tras el alta).
  • Neumonías en pacientes inmunodeprimidos.

La vía de producción más frecuente es la aspiración (gérmenes, comida, saliva, jugo gástrico) que ingresa por la tráquea al pulmón.
Se debe pensar en una neumonía si el paciente presenta:

  • Cuadro de comienzo brusco.
  • Fiebre intensa.
  • Escalofríos.
  • Tos productiva (con secreciones espesas y de color blanco o verde).
  • Dolor tipo pleural.

En tal caso se impone una consulta inmediata a un médico clínico y una eventual radiografía de ambos pulmones.

Parasitosis

El término parasitismo se refiere a la necesidad de algunos seres vivos (que se denominan Parásitos) de vivir dentro o sobre el organismo de otro ser (llamado Huésped), viviendo de esta manera a expensas del otro, obteniendo alimentos y protección a los agentes del medio ambiente.
Algunos parásitos requieren de un vehículo para llegar al huésped: insectos, animales, plantas, alimentos contaminados, aire, suelo o agua. Por ejemplo: un mosquito puede transmitir el Plasmodium (Paludismo). Si está contaminada el agua, la transmisión puede llegar a un gran número de personas en el corto plazo (se denomina un brote de epidemia).
El parásito, el vehículo y el Huésped forman los tres eslabones de la cadena epidemiológica. Por lo tanto, si se evita el vehículo (control de aguas, aseo, fumigación para eliminar mosquitos), se puede evitar la parasitosis.
Causas:

  • Falta de aseo personal (un cuerpo sin aseo facilita la instalación de piojos, garrapatas y sarna.
  • Contaminación del suelo y del agua por heces de personas o animales contaminados: la infestación llega al ingerir el agua o pisar el suelo con los pies descalzos.

Oxiurus

Uno de los parásitos más comunes es el oxiurus: se aloja en el intestino grueso de la persona enferma y la hembra pone sus huevos en la región anal. Los huevos salen al exterior mediante las heces y pueden contaminar el suelo y los alimentos. La contaminación ocurre cuando se tocan personas u objetos con los dedos impregnados con los huevos o al rascarse.
Detección precoz:

  • Picazón anal.
  • Irritabilidad.
  • Insomnio.

Teniasis

Es producida por un gusano: la taenia saginata, que vive en los intestinos y forma anillos con huevos que se eliminan por las heces. Los huevos pueden vivir largos períodos (hasta 10 y 20 años), existiendo peligro de contagio por mucho tiempo. Los huevos pueden pasar a al sangre y fijarse en músculos y cerebro (cisticercosis).
Detección:

  • Antecedentes de ingestión de carne cruda o semicruda.
  • Cólicos intestinales.
  • Vómitos y diarreas.
  • Nerviosismo.
  • Disminución del apetito.
  • Pérdida de peso.

Virosis

Gripe

Los primeros síntomas son:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Malestar general y decaimiento.
  • Cefaleas (dolor de cabeza).
  • Mialgias (dolores musculares en distintas partes del organismo.
  • Faringitis (irritación de la garganta).
  • Tos.

Ante un cuadro gripal hay que hacer reposo, tomar mucha líquido y, eventualmente, antigripales y antipiréticos (para bajar la fiebre). Si no mejora debe llamar a su médico.