De Accidentes

Accidentes en el hogar

“Recuerde que la cocina y el baño son los lugares mas peligrosos de la casa” 
“Recuerde que en los niños pequeños la causa mas frecuente de muerte son los ahogamientos y los accidentes de tránsito”

Ahogamiento

  • La mejor prevención del ahogamiento de niños en piletas, piscinas o cubos con agua, es la supervisión permanente de un adulto responsable.
  • No deje  solo a su hijo pequeño en la bañera o en cualquier recipiente grande de agua porque se podría ahogar si pierde el equilibiro y sumerge la cabeza en el agua.
  • No deje solo a su hijo pequeño mientras la bañera o cualquier recipiente se está llenando con agua.
  •  Si  su hijo pequeño está en la bañera y Ud. tiene que salir del cuarto de baño (tocan el timbre, llaman por teléfono) no deje a su hijo al cuidado de otro niño (sáquelo de la bañera y envuélvalo en un toallón, llévelo en brazos,  y haga lo que necesite).
  • Si tiene una pileta de plástico en su jardín, balcón o terraza, debe vaciarla después de usarla, pues si la deja llena y sin vigilancia algún niño se puede ahogar.
  • Nunca deje que los niños se bañen en una piscina o pileta de plástico sin supervisión de un adulto. El uso de flotadores o manguitos puede dar una sensación de falsa seguridad, pero los niños se los pueden sacar o se pueden pinchar o desinflar.
  • Todas las piscinas públicas deberían tener un guardavida para controlar el ingreso y permanencia de los niños.
  • Todas las piscinas, piletas y demás recipientes grandes con agua, en casas particulares, deberían estar valladas para impedir que los niños ingresen sin supervisión de un adulto.“Las rejas de las piletas deben ser verticales separadas por no más de 10 cm,  sin barras horizontales y deben tener doble puerta. Una puerta fija de 65 cm de altura (con el candado y llave muy escondida) que no se debe abrir nunca (salvo para el paso de una máquina) y otra para entrar y salir de 120 cm de altura (con candado y llave mas accesibles)”.  
  • No debe haber objetos en la proximidad de las pisicinas (bancos, escaleras) que permitan que los niños salten las vallas.

Atragantamiento

  • Comida: No permita que su hijo pequeño se llene excesivamente la boca ni que coma acostado, ni que corra, hable ni se ría con la boca llena, pues se puede atragantar.
  • Si se atraganta: póngalo boca abajo y golpéelo entre los omóplatos hasta que expulse el material que lo atraganta. En caso de duda, consulte a su médico pediatra o llévelo a la guardia del Hospital más próximo a su domicilio.
  • No  les de frutos secos a los menores de 5 años pues se pueden atragantar o, en el caso de que ingresen a la vía aérea, pueden dar lesiones pulmonares. En caso de duda, consulte a su médico pediatra o llévelo a la guardia del Hospital más próximo a su domicilio.
  • Descarte las pilas de botón (pequeñas y redondas) pues si el niño las ingiere le pueden provocar atragantamiento y asfixia, y si ingresan al tubo digestivo, pueden provocar quemaduras químicas o intoxicaciones.
  • Evite que los niños pequeños coman chicles, caramelos pequeños y salchichas pequeñas porque se pueden atragantar.
  • No deje al alcance de los niños pequeños  juguetes de pequeñas dimensiones ni monedas, pues se pueden atragantar (consulte la edad recomendada al comprar juguetes infantiles).
  • Recoja  y descarte las piezas pequeñas de los juguetes rotos, que puedan provocar atragantamiento en los niños.

Asfixia

  • No acueste a su hijo en una superficie blanda (almohada) pues se puede ahogar.
  • No acueste a su hijo en una superficie recubierta con plástico pues si apoya la boca sobre dicha superficie se puede ahogar.
  • No deje bolsas de plástico al alcance de sus hijos pequeños pues si se las ponen en la cabeza o se las meten en la  boca se pueden asfixiar.
  • Evite que los niños pequeños jueguen con globos, por el mismo motivo (si se desinflan se los pueden poner en la boca y asfixiarse.
  • Antes de descartar bolsas de plástico, hágales varios nudos para evitar que se las puedan introducir por la cabeza y asfixiarse.

Caídas y traumatismos

  • A partir del mes de vida, cuando el bebe puede empezar a darse vuelta, nunca lo deje solo en una cama o sofá, porque puede rodar y caerse.
  • Ponga chichoneras en la cuna y controle que la cabeza del bebe no pueda pasar por los barrotes.
  • Si acuesta al bebe en su cama, piense que durante el sueño Ud. puede girar y aplastarlo o asfixiarlo.
  • Ponga rejas o protecciones en las ventanas y balcones para evitar que su hijo se pueda precipitar por los mismos (y que se puedan abrir por un adulto en caso de incendio). Los niños son muy curiosos y se asoman, no tienen conciencia del peligro, a veces se creen Superman, que pueden volar.
  • No coloque muebles o macetas cerca de las ventanas o en los balcones, pues el niño se puede trepar a los mismos y precipitarse al vacío.
  • Nunca deje solo a su niño en la habitación con la ventana abierta si no tiene enrejado.
  • Cuando comience a caminar ponga protección en las escaleras (son removibles).
  • Proteja las esquinas de las mesas y de los muebles, para evitar que el niño se lastime cuando empieza a conocer el mundo y camina de un lado para otro.
  • Ponga los objetos frágiles (cristal, porcelana) en lugares altos, lejos del alcance de los niños pequeños.
  • No deje objetos duros o metálicos sobre mesas con tapa de vidrio, pues a los niños les gusta golpear la mesa (hace ruido) y se puede romper el cristal lastimándolo.
  • No deje cuerdas, hilos, cadenas al alcance de los niños pequeños porque se pueden ahorcar con los mismos.
  • Tenga precaución con las cintas y bandas en la cabeza de las niñas pequeñas, por el mismo motivo.
  • Nunca deje a los niños pequeños a solas con  las mascotas, por más buenas que sean o parezcan, porque los pueden lastimar o morder.

Envenenamientos (medicamentos, detergentes, plantas, químicos)

  • Todos los medicamentos deben estar guardados en lugares altos y seguros, fuera del alcance de los niños para evitar que los ingieren y se intoxiquen (dosis pequeñas pueden producir intoxicaciones en bebes y niños pequeños).
  • Los medicamentos deben ser ingeridos EN LAS DOSIS RECETADAS POR SU MEDICO, para evitar sobredosis o intoxicaciones (los bebes y niños pequeños son muy frágiles a dosis altas).
  • Nunca le diga a su hijo que los remedios pueden ser caramelos, pues el niño puede ir a buscarlos como dulces e intoxicarse.
  • No guarde los remedios en la cartera o los deje sobre mesas bajas, para evitar que estén al alcance de los niños pequeños.
  • Si hay familiares o invitados  visitando su casa, recuérdeles estas normas.
  • Guarde las bebidas alcohólicas fuera del alcance de los menores, en armarios cerrados con llave.
  • Si toman bebidas alcohólicas, guarden las botellas y retiren los vasos que las contengan para impedir que los niños tomen los restos que contengan.
  • También guarde los perfumes fuera del alcance de los menores, pues si los huelen por un cierto tiempo, se pueden intoxicar con el alcohol que contienen.
  • Si tiene plantas en su hogar, asegúrese que no tengan partes venenosas, porque los niños las pueden chupar  o morder.
  • Guarde los productos de limpieza (lavandina, detergentes) fuera del alcance de los niños, para evitar intoxicaciones o quemaduras.
  • No ponga detergentes o productos químicos en envases de agua mineral para evitar que los niños los ingieran por error.
  • Tenga especial cuidado en mantener alejados de los niños los envases de raticidas, cucarachicidas, repelentes de mosquitos, etc. para evitar que se intoxiquen al ingerirlos o al jugar con  los vaporizadores.

Heridas por objetos

  • En la cocina, guarde en lugar seguro todo tipo de cuchillos, tenedores, cucharones, etc. para evitar que el niño se corte o se golpee con los mismos.
  • Guarde en lugar seguro todo tipo de tijeras, alfileres, agujas de tejer, etc., por las mismas razones.
  • Guarde en lugar seguro todo tipo de herramientas (martillos, destornilladores, etc.), por las mismas razones.
  • Guarde en lugar seguro los objetos de cristal y porcelana (copas, vasos, platos, adornos), para evitar que el niño se golpee con los mismos, o se lastime si dichos objetos se rompen.

Quemaduras

  • No circule por su casa con líquidos calientes (tazas con té, café) porque se pueden derramar y quemar a los más pequeños. Recuerde que la piel de los bebes y de los niños pequeños es muy frágil al calor y se queman con gran facilidad.
  • Nunca deje a su niño solo en la cocina. Utilice las hornallas contra la pared (que están más alejadas) y no permita que sobresalgan las ollas o los mangos de sartenes (el niño los puede agarrar y volcarse encima). Tenga especial cuidado cuando tenga el horno prendido.
  • Tenga especial cuidado cuando está planchando, para evitar que se quemen los niños pequeños.
  • No ingiera líquidos calientes (sopa, café) con el niño sobre la falda, porque si el líquido se derrama se puede quemar el pequeño (también puede meter lamano dentro del plato de sopa).
  • No tenga manteles que cuelgan porque el niño puede tirar de una de las puntas y volcarse los alimentos calientes que se encuentren en la mesa y quemarse de esta manera.
  • Si calienta el biberón  en el microondas, debe agitarlo, pues el líquido se puede calentar en forma irregular.
  • Antes de introducir el bebe en la bañera, verifique que la temperatura del agua es la correcta( basta con meter la mano para comprobarlo).
  • Si realiza largas caminatas con bebes o niños pequeños en verano, cuide que estén protegidos del sol (mántengalos a cubierto y colóqueles cremas pantalla solar). De la misma manera, cuide especialmente a los bebes si los lleva a la playa.
  • Las estufas y radiadores deben estar protegidos para evitar que el niños los toque y se queme.

Quemaduras eléctricas

  • Ponga un buen disyuntor y controle su funcionamiento periódicamente.
  • Ponga tapa enchufes.
  • Coloque los artefactos eléctricos contra la pared para evitar que los niños tiren de los cables y de los enchufes.
  • Ponga las luces de Navidad lejos del alcance de los niños pequeños.

Accidentes fuera del hogar

Colegio

  • Cuando lo lleve a una guardería, jardín o colegio, verifique que el establecimiento cuente con todas las medidas de seguridad (escaleras, juegos) y averigüe si no ha habido accidentes previamente entre los alumnos.
  • Si su hijo es lo suficientemente grande, explíquele que en el colegio va a estar solo y que si necesita algún consejo o ayuda debe recurrir a su maestra. Enséñele que se debe comportar responsablemente, para evitar dañar a sus compañeros y sufrir daños él mismo, cuando juega, al subir y bajar escaleras, etc.

Deportes

  • Los menores de 10 años, se suelen lastimar jugando entre sí, andando en monopatín, patines o bicicletas, y suelen ser lesiones de poca importancia.
  • A medida que aumenta la edad, aumenta el riesgo con los deportes, tanto por el peso de los menores como por la intensidad con que se practican los juegos (fútbol, rugby).
  • Las lesiones son de tres tipos: a) Lesiones agudas: traumatismos, esguinces, fracturas, traumatismos craneanos; b) Lesiones por uso excesivo (codo de tenista, hombro de nadador, lumbalgia de golfista); c) Lesiones de repetición: luego de una lesión no se aguarda la curación completa y se reinicia la actividad física, con el daño consiguiente.
  • Cuando un niño o adolescente comienza un deporte en forma regular asegúrese que esté en condiciones físicas (examen médico), que juegue con gente de su misma edad y complexión, que use la protección adecuada (rugby, fútbol), que acuda a un lugar conocido bajo la supervisión de adultos responsables (clubes, entrenadores).

Playa y piscinas

  • Cuando lleve a su hijo pequeño a la Playa cuide que esté protegido del sol, colóquele cada dos horas protección solar, vigílelo permanentemente, nunca lo deje solo y no permita que vaya solo al mar.
  • En algunos balnearios dan una identificación para los menores (brazaletes): colóqueselo.
  • Cuando el menor tenga más edad, y en los adolescentes, enséñele a respetar las indicaciones del balneario (banderas, guardavidas), y que no debe meterse solo al mar, para que en caso de lipotimia o calambre alguien lo pueda ayudar.
  • Enseñe a los menores a ser precavidos en el uso de trampolines o al tirarse al mar desde cierta altura y recuérdeles que una mala caída los puede dejar inválidos para toda la vida por lesión de la columna vertebral.

Parques y plazas

  • Verifique que los juegos del parque o de la plaza se encuentran en perfectas condiciones y que no tienen astillas ni bordes cortantes. Controle también que la arena esté limpia sin deyecciones de los perros.
  • Enseñe al niño a bajarse por el tobogán con prudencia, a no empujar a otros niños, a no pararse delante de un columpio en movimiento y a no bajarse de la hamaca hasta que no se haya detenido por completo.
  • Paulatinamente, deje que el niño empiece a jugar solo para lograr su independencia, pero siempre bajo la observación de un adulto.

Vehículos

  • Desde muy pequeño, enséñele a que no debe cruzar la calle sin estar agarrado de la mano de un adulto y que debe mirar hacia ambos lados antes de bajar a la acera. Paulatinamente, explíquele el funcionamiento de los semáforos y de las señales para cruzar la calle.
  • Cuando lo lleve en un auto, si es muy pequeño, debe ser transportado en la parte posterior del vehículo. El cinturón de seguridad debe estar abrochado permanentemente mientras el vehículo está en movimiento. Si el cinturón es grande para el niño, debe ir a la concesionaria para que lo ajusten y así estar siempre protegido.
  • Las puertas de atrás deben estar trabadas cuando se transportan niños pequeños y decirles que nunca se deben asomar por las ventanillas ni sacar manos y brazos.
  • Las mascotas deben estar amarradas durante la marcha.
  • Cuando los menores comienzan a andar en bicicleta y en moto, deben ser concientizados de usar siempre un casco protector, que evita la producción de traumatismos craneales.